Feed
Posts
Comentarios

Los relojes de pulsera antiguos están de plena actualidad, ya que cada vez son más las personas que se interesan por ellos, por poseer un reloj que no pertenezca a esta época de hiper-tecnología, sino que sea antiguo y que transmita los valores de tradición, elegancia y cuidado que transmiten muchos de los relojes antiguos.

En la mayoría de los casos, los relojes de pulsera antiguos son más caros que los relojes de pulsera contemporáneos, por lo que no todo el mundo puede comprarse  un reloj antiguo de calidad y de prestigio, a no ser que haga un esfuerzo económico importante.

Los relojes de pulsera antiguos solían ir a cuerda (manuales) y tenían mecanismos de funcionamiento puramente mecánicos que no necesitaba ni pila ni ningún tipo de batería. Se trata de relojes que no dependen del funcionamiento de elementos externos, sino tan solo del buen hacer del mecánico relojero que diseñó y fabricó el reloj en su día.

Pero los relojes de pulsera antiguos no son más valorados solo por el mero hecho de su maquinaria, ni mucho menos. El encanto de este tipo de relojes radica en la unicidad, en la diferencia, en que todo aquel que lo lleva puesto puede sentirse diferente, en el sentido de que nadie (o casi nadie) más lo llevará.

Cuando una persona adquiere un reloj de pulsera antiguo, tiene la certeza de que está llevando una pieza que jamás se volverá a hacer, y ahí radica la importancia de este tipo de relojes. Su propietario sabe que lleva en su muñeca una pieza que jamás volverá a ser fabricada y esa sensación hace que muchos hombres y mujeres se sientan muy bien llevándolos.  Además, de los relojes antiguos suele haber pocos (y a veces ningún  otro) ejemplar en el mercado, por lo que quien los lleva, goza del plus de exclusividad.

Todos estos motivos hacen que los relojes de pulsera antiguos sean cada vez más valorados en el mercado, especialmente para regalar en cumpleaños, aniversarios, bodas o fiestas navideñas, ya que éstos son los momentos ideales para realizar un esfuerzo económico de estas características.

De todas formas, es conveniente tener cuidado y estar seguros de a quién se está comprando el reloj, ya que en la venta de relojes antiguos se suelen dar gran cantidad de fraudes y de estafas.